Heriberto Frías # 1145 Piso1 Oficina F Col. Del Valle Centro, Alcaldía Benito Juárez, CP 03100 CdMx
55 85026304 Ext 110 / 55 17914864
contacto@hegewischmontes.com

El Estado de México con su artículo 7.156 del Código Civil regula lo que se conoce como daño moral y para tal caso, establece que En todo caso, quien demande la reparación del daño moral deberá acreditar plenamente:

(i) la ilicitud de la conducta del demandado y

(ii) el daño que se produjo como consecuencia inmediata y directa de tal conducta.

Así tenemos que como primer elemento de procedencia está una conducta ilícita pero se refiere a ilícitos civiles no penales y entonces prevé varios supuestos, veamos:

I. Comunicar a una o más personas, la imputación que se hace a otra de un hecho cierto o falso, determinado o indeterminado, que cause o pueda causarle deshonra, descrédito o perjuicio, o exponerla al desprecio de alguien.

II. Ejecutar una acción o proferir una expresión que, por su naturaleza, ocasión o circunstancia, pueda perjudicar la reputación del agraviado, fuera de una contienda de obra o palabra y con ánimo de ofender.

III. Imputar a otro falsamente un delito, ya sea porque el hecho es falso o inocente la persona a quien se imputa.

IV. Las derivadas de la controversia familiar.

Como vemos en la vida real se pueden suscitar otras situaciones que pudiéramos pensar que pueden derivar en un daño moral y por eso la Suprema Corte de Justicia de la Nación tuvo que interpretar esta disposición[1] llegando a la conclusión de que los supuestos establecidos en el artículo 7.156 del Código Civil del Estado de México, no deben interpretarse de forma limitativa, sino que sólo ennuncia algunos supuestos, dando cabida a otras conductas, mismas que también se debe demostrar que fueron la causa directa e inmediata del daño.


[1] Registro digital: 2023559

 

Deja un comentario

×

!Buen día!

Si desea una cita nos puede contactar al correo  contacto@hegewischmontes.com

× ¿Cómo podemos ayudarte?